Header
IMG_2575

Unas albondiguicas, que como todo lo que hace Mireia, tenían un ingrediente genuino, su sonrisa. Y es que parece que no, pero cocinar con una sonrisa, dedicación y mucho cariño es la manera ideal para que tus platos triunfen. Son cosas que se perciben. Y con esos ingredientes, junto a otros como un manojo de nervios, un puñado de vocación e ilusión al gusto, Mireia ha conseguido algo tan guay como un delantal de participante del programa de Master Chef.

Quien come y canta está de enhorabuena porque esta filosofía, la que Mireia y yo queremos plasmar en este blog, ha llegado a un escaparate tan mediático como el programa de cocina más famoso de este país. Así que no me queda otra que sentir una pizquita de orgullo por ello, y como al final de lo que se trata es de comer y de cantar, os dejo una canción para celebrarlo y desear a “la que más canta” mucha suerte en esta aventura.

IMG_2575