Header
Salmorejo Zanahoria

Salmorejo ZanahoriaSi hay un plato imprescindible en cualquier mesa de verano que se precie, ese es el salmorejo. Tanto él como el gazpacho nos acompañan en los meses estivales refrescándonos y aportándonos todos esos nutrientes necesarios para poder disfrutar las vacaciones de una manera sana y saludable.

Aunque el autentico y genuino es el de tomate, hay otras versiones del salmorejo que, no haciéndole sombra al original, desde aquí os animo a probar.

En una de las mejores masterclass que me impartieron en Masterchef aprendí a hacer salmorejo de zanahoria gracias a Gabriela Tassini, una didáctica y aun mejor cocinera, propietaria de una catering con su mismo nombre que recomiendo. Acompañaba un riquísimo tataki de atún rojo con un emplatado precioso del que si nos descuidamos no dejamos ni el plato.

Desde entonces hasta hoy es un imprescindible en mi cocina y va ganando adeptos a pasos agigantados. Si tengo que escoger mi plato favorito de este verano, es sin duda este.

Con “Sendero Luminoso”, de M A JE S T A D, la que ha sido mi canción del verano, os animo a poneros manos a la obra con un sencillo y riquísimo plato que no os dejará indiferentes.

Ingredientes:

  •  1 kilo de zanahorias.
  •  1 diente de ajo.
  • 125 gramos de pan duro.
  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 chorro de vinagre.
  • ½ naranja.
  • Sal.

Dificultad:

Sencilla. Con ponerle un poco de ganas, pasión y cariño está hecho.

Elaboración:

  1. Pelar las zanahorias, trocearlas y poner a cocer en un cazo con agua y una pizca de sal.
  2. Mientras se cuecen las zanahorias, poner en un bol el pan duro con agua a remojo.
  3. Una vez cocidas las zanahorias, hacer un puré con ellas con la ayuda de una batidora.
  4. Escurrir el pan que hemos puesto a remojo y añadir al puré de zanahoria.
  5. Pelar el diente de ajo, quitar el germen y añadir a lo anterior.
  6. Exprimir media naranja y añadir a todo lo anterior.
  7. Añadir el aceite de oliva, el chorrito de vinagre y la pizca de sal.
  8. Batir todo con la batidora hasta tener una crema fina sin grumos.
  9. Meter a la nevera un mínimo de 2 horas.
  10. Servir con trocitos de jamón y queso y unas hojitas de albahaca.

¡Mmmmm!

Hummus de remolacha

agosto 12th, 2015 | Posted by Mireia Ruíz Manresa in Uncategorized - (0 Comments)
Hummus de remolacha

Hummus de remolacha

Nunca he sido muy de legumbres. De hecho hasta bien grandecita me comía las lentejas trituradas y por obligación, aun recuerdo el día en que mi madre me guardó las que me había dejado en la comida para merendar. Tuve que irme a vivir a Madrid para abrir el paladar y atreverme a probar algunos platos e ingredientes que no constaban en mi reducidísimo menú a pesar de los esfuerzos ingentes de familia y amigos en ampliarlo.

Gracias a la insistencia de mi amiga Angélica, una de nuestras noches de jueves me atreví con él. Pensar en comer garbanzos para mi hasta entonces no pasaba ni por tomarlos en cocido. Fue tan grato el descubrimiento que desde entonces me hice adicta al hummus y enganché a todo el que se encontraba a mi alrededor.

Desde hace unos años hasta ahora podemos encontrarlo en gran número de restaurantes acompañado de pan de pita, regañás, verduras u hortalizas frescas. Además de estar buenísimo es tan versátil que se puede comer solo o acompañando una tosta, mezclado con calabaza, con albahaca y hasta donde nuestra gastro imaginación nos lleve.

Con el “París, L’après-midi” de Zaz de fondo os animo a ponerle color a vuestra mesa con este vistoso y rico hummus de remolacha.

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • 1 remolacha de tamaño medio.
  • 1 cucharada de tahina (pasta de sésamo).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de comino molido o en grano.
  • Sal.

Dificultad:

Sencilla. Saber hacer uso de la batidora de mano con cuidado de no dejar toda la cocina de punticos rosas.

Preparación:

  1. Cocer la remolacha en un cazo con agua y reservar.
  2. Abrir el tarro de garbanzos y meterlo al microondas unos 15 segundos.
  3. Enjuagar los garbanzos con abundante agua en un escurridor.
  4. Pelar y cortar la remolacha cocida, reservar.
  5. Poner los garbanzos en el vaso de la batidora junto al zumo de medio limón, la cucharadita de comino, la tahina, el aceite y la sal.
  6. Batir hasta conseguir un puré.
  7. Añadir al puré la remolacha troceada y volver a batir hasta tener una crema suave de color rosa.
  8. Acompañar de regañás, pan de pita o crudités y servir.

¡Que aproveche!